Julio de la Iglesia fue entrevistado por el portal de información rhsaludable.com, publicación digital de referencia en materia de organizaciones saludables a través de buenas prácticas en la gestión y salud de las personas tanto en España como en Iberoamérica. El digital cuenta con un equipo de profesionales de reconocido prestigio, especializados en áreas como Recursos Humanos, Inteligencia Emocional, Coaching, Nutrición, Deporte, Salud, Nuevas Tecnologías, Emprendimiento, Gamificación, Formación, Entornos Personales de Aprendizaje, entre otras.

 

“El enfoque positivo consiste en aceptar y aprender, convirtiendo un fracaso en un éxito”

 

El equipo de rhsaludable.com habló con Julio de la Iglesia de liderazgo, de valentía, de afán de superación, de pérdida del miedo en el puesto de trabajo, principalmente de aquel en el que nuestras decisiones afectan a la vida o al éxito del objetivo.

 

-¿Qué es lo que le llevó a impartir y a involucrase como coach hablando de liderazgo valiente?

En mi vida he tenido que hacer frente a imprevistos, donde tomar el mando de la situación era imprescindible para salvar la vida. Este tipo de experiencias donde el éxito de la misión depende en gran parte del patrón que va al mando de la nave, es lo que me llevó a compartirlo en empresas y en sesiones de coaching ejecutivo.

-¿Cree que el miedo puede ser una palanca para ser más competitivo?

El miedo al fracaso puede ser lo que nos motive a ser mejores que nuestra competencia, que nosotros mismos. Un motivador que nos impulse a hacer las cosas mucho mejor para no fallar.

-¿Cuál es la fórmula de la valentía? 

Mi experiencia me ha demostrado, que cuando afrontamos el miedo, o una situación crítica, lo normal es que lo superemos.

Que se puede aprender, se puede entrenar. Que muchos equipos y directivos ya lo están haciendo. Porque el miedo también se puede desactivar.

Y para ello ofrezco una fórmula de 5 factores, de 5 herramientas, basada en mi experiencia y en la de otros que como yo, literalmente se juegan la vida y que en situaciones de alto riesgo, nos ha ayudado a superarlo a nosotros y a nuestros equipos.

El truco para ser valiente consiste en someter nuestro miedo a un juicio de inteligencia y buscar una motivación o un valor fundamental para nosotros, que esté en peligro y que nos impulse a actuar con coraje y determinación.

Así un carácter miedoso puede dar a luz un acto valeroso. Por lo tanto, “tener miedo es inevitable pero superarlo es una decisión”.

 

Puedes leer la entrevista completa en este enlace.